Noticias

Propuesta para la recuperación de la muralla romana de la calle San Blas

A lo largo de los siglos, Calahorra ha contado con murallas de las que quedan pocos restos. Hace unos días, desde la asociación Amigos de la Historia de Calahorra, proponíamos una serie de actuaciones arqueológicas dirigidas a investigar y consolidar uno de los restos de murallas que aún se conservan, en el Sequeral, bajo San Francisco, donde se está construyendo un muro de contención.
Ahora queremos proponer una serie de actuaciones en otro tramo de muralla ubicado entre la calle San Blas y el Carretil.
Este paño, que contó con una intervención arqueológica en el año 1993, corresponde básicamente a un tramo de la muralla romana levantado en la segunda mitad del siglo III d.C. Consta de doble lienzo con aparejo de sillería dispuesto a soga y tizón, separado unos 5 metros, trabado con tirantes también de sillería y relleno de material adventicio para darle la consistencia necesaria al conjunto.
Aquella intervención arqueológica contó con la excavación, limpieza, consolidación y recuperación de ese tramo, pero desde entonces han pasado nada menos que 25 años, en los cuales salvo retirar hierbas en momentos puntuales y en la parte baja, no se ha hecho nada.
Este tramo, a nuestro entender, merece la pena ser puesto en valor porque, hasta este momento, salvo los restos del Sequeral, no disponemos a la luz de ningún otro resto de muralla visible como este paño junto al yacimiento de la Clínica.
La situación actual es desastrosa, con una erosión progresiva y brutal según se puede observar directamente en sillares del lienzo exterior: acumulación de matorral, hierba e incluso un árbol en la zona superior que puede dañar la propia estructura. A esto hay que sumar la falta de canalizaciones que recojan el agua de lluvia que directamente discurre sobre el paramento y la construcción sobre lo que en su día era un patio anexo a la fábrica de conservas Torres que parte en dos el tramo de muralla conservado y falta de señalización (dado su estado, mejor que no lo indiquemos).
Por lo expuesto, esta asociación propone la realización de un proyecto de recuperación de este tramo de muralla en el que en fases, se lleve a cabo una actuación integral que impida un mayor deterioro del conjunto permitiendo su recuperación, musealización y puesta en valor.
Para ello proponemos:
  • Limpieza del conjunto eliminando toda la maleza y arbolado de la parte superior.
  • Consolidación del lienzo, con un tratamiento que evite la erosión de los sillares y rejuntado de los mismos.
  • Recrecimiento con sillería con el objetivo de conseguir una bancada superior que posibilite la colocación de una canaleta de drenaje que impida en la medida de lo posible la humedad interior de la muralla, y facilite su limpieza.
  • Red de evacuación de aguas en la parte superior, dotando de canales a las construcciones superiores que impida la caída de agua por el paño de sillería.

Propuestas para la recuperación del patrimonio arqueológico en el Sequeral

Ante las obras que próximamente se van a acometer en el Sequeral, debajo de San Francisco, con la construcción de un muro de contención y el derribo de una casa en ruina, la asociación Amigos de la Historia de Calahorra propone una actuación arqueológica y de recuperación del patrimonio al tratarse de un espacio donde son conocidos desde antiguo la existencia de restos arqueológicos, que tras las excavaciones que se llevaron a cabo dentro del proyecto Calagurris Iulia en el año 2000, se identificaron con la base de un torreón y parte de la muralla de la ciudad.
Por ello, esta asociación propone en primer lugar la excavación arqueológica del solar resultante tras el derribo de la casa junto a los restos del torreón. Las excavaciones que se llevaron a cabo en ese punto, demostraron que la citada casa a derribar se asienta sobre parte del torreón y la muralla, con lo que creemos es necesaria una intervención que permita completar los hallazgos arqueológicos que tuvieron lugar en el año 2000.
Además, puesto que el paño de muralla continuación a los restos de este torreón, se encuentra en un estado lamentable, entendemos que es necesaria la conservación y restauración de la misma, incluyendo la puerta de sillería que tras el derribo del edificio que la protegía en el año 1996, fue deteriorándose con el paso del tiempo pasando de estar completa, a estar en un estado de ruina absoluto faltando dovelas y clave que a nuestro entender convendría reponer y restituir con nuevos elementos a falta de los originales.
Por lo tanto, aprovechando la actuación que se va a llevar a cabo en ese punto del casco antiguo por parte del ayuntamiento, creemos que sería necesario la elaboración de un proyecto por parte de técnicos especializados en restauración y musealización de yacimientos, en el que se contemple no solo la excavación arqueológica del solar resultante del derribo sino también la consolidación del paño de la muralla, restauración y restitución de la puerta de sillería, y musealización del conjunto, evitando el abandono al que permanentemente están sometidos esos restos arqueológicos.

Participación en la jornada de puertas abiertas en el yacimiento de los Bañales en Uncastillo

El pasado domingo, miembros de la asociación Amigos de la Historia de Calahorra, se desplazaron a la localidad de Uncastillo para participar con el taller de acuñación de moneda, en la Jornada de Puertas Abiertas del yacimiento romano de Los Bañales, invitados por la Fundación Uncastillo.
A lo largo de la mañana, de manera didáctica se ofreció información sobre las acuñaciones romanas de Calagurris, acuñándose una de las monedas de la ciudad cuyo original data de finales del siglo I a.C. y además se distribuyeron cientos de hojas con todas las monedas acuñadas en época romana en Calagurris.
Para concluir, se hizo entrega al director del proyecto de investigación de Los Bañales, de la reproducción de una antefija recuperada de las excavaciones del alfar romano de La Maja, cercano a Calahorra, como reconocimiento a su labor científica y difusión del patrimonio.
 

Recordamos el incendio en la catedral de Calahorra de 1900

El 13 de junio de 1900, la catedral de Calahorra sufrió un incendio. Como consecuencia del mismo quedó destruido el retablo del altar mayor, obra de Pedro González de San Pedro y Bascardo, muy dañadas las urnas relicario de los Santos Emeterio y Celedonio y otros ornamentos, así como la cubierta y el pavimento del templo.
Inmediatamente comenzaron las obras de restauración, que se alargaron por un periodo de cuatro años, y que fueron financiadas a cargo de los presupuestos generales del Estado, la propia catedral y los donativos recaudados en las colectas que se inician a los pocos días del incendio.

Las obras concluyeron para la festividad de los Santos, el 31 de agosto de 1904.
Este triste suceso ha sido recordado desde la Biblioteca Virtual de La Rioja a través de este entretenido hilo en twitter

Páginas

Suscribirse a RSS - Noticias